Aceite de oliva bueno para la circulación… ¡Salud!

Aceite de oliva bueno para la circulación… ¡Salud!
Hortalizas, pescado, legumbres, frutos secos, aceite de oliva… Ya sabemos que la dieta mediterránea aporta infinitos beneficios a nuestro organismo, pero los últimos resultados del estudio científico Predimed confirman que es la mejor aliada del mundo para combatir los problemas cardiovasculares. Y es que, acompañada con aceite de oliva virgen extra, reduce en un 66% el riesgo de sufrir afecciones circulatorias en las extremidades (o arteriopatías periféricas).

El año pasado, el estudio Predimed ya reveló que la dieta mediterránea, acompañada de aceite de oliva virgen extra o frutos secos, reduce la incidencia de problemas cardiovasculares -como el infarto o el ictus- en un 30%. Dichos resultados se publicaron en la prestigiosa revista “The New England Journal of Medicine“, convirtiéndose en la mayor evidencia científica (hasta la fecha) de los beneficios que aporta la dieta mediterránea. Tres meses después, “Journal of Neurology, Neurosurgery and Psychiatry” desvelaba que también mejora significativamente la capacidad cognitiva de las personas mayores

Esta vez, los científicos del CIBERobn responsables de la investigación han ido más allá, demostrando que el riesgo de sufrir arteriopatía periférica desciende en un 66% en pacientes con riesgo cardiovascular (que son los que estudia este ensayo). El doctor Miguel Ángel Martínez-González, de la Universidad de Navarra y co-director del estudio Predimed, reconoce que “los resultados actuales son los más espectaculares de Predimed. De hecho, es el mayor efecto protector comprobado en nuestro ensayo y proporciona un respaldo sólido al efecto global beneficioso de las dietas de tipo mediterráneo contra la arteriosclerosis“.

Dichos resultados, publicados en “Journal of the American Medical Association“, analizan los datos recogidos durante de cuatro años de seguimiento clínico. Los 7.435 participantes del ensayo fueron divididos en tres grupos (todos ellos con la dieta mediterránea como base de su alimentación): uno de ellos recibió aceite de oliva virgen extra como regalo, el otro frutos secos, y el tercero simplemente recibió la recomendación de seguir una dieta baja en grasas (es decir, reduciendo también el consumo de aceite de oliva). Aunque en el segundo grupo el riesgo de padecer arteriopatía periférica se redujo en un 50%, las cifras del primer grupo fueron impresionantes: “el riesgo de sufrir problemas de circulación prácticamente desaparecía“- señala el doctor Martínez-González.
Así pues, según este impotantísimo ensayo clínico, quien merece atribuirse buena parte del mérito del hallazgo no es otro que el aceite de oliva virgen extra. Es rico en polifenoles y ácidos grasos Omega-3, responsables de sus propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y antitrombóticas. Además, el ácido oleico -componente principal del aceite de oliva-, aumenta el colesterol bueno (HDL) y reduce el colesterol malo (LDL) en la sangre.
Ya sabéis, si queréis evitar problemas circulatorios en el futuro, nosotros os recetamos la medicina más exquisita del mundo: dieta mediterránea aderezada con varias cucharadas de “oro líquido” :-)
Publicado por Laura López Altares el 24 de enero de 2014

Puntúa este artículo:

COPYRIGHT: Este contenido es original y está protegido por derechos de propiedad intelectual. Se puede utilizar como fuente de información enlazando la página. Gracias.

Test del aceite

¡Gracias por tu apoyo!

Comparte tu cultura sobre el aceite de oliva ;-)