Olivo, padre retorcido

Olivo, padre retorcido

El olivo o aceituno, es el protagonista de incontables historias, leyendas, poemas y películas. Por ello, en el artículo de hoy, te vamos a contar algunas curiosidades y perlas sobre el olivo, el padre retorcido de nuestra #CulturaAOVE :-)

Olivo, historia y leyenda

Puede traer luz y oscuridad; desatar una guerra y conseguir la paz; aliviar una herida o hacerla arder. El olivo es uno de los árboles más poderosos del mundo o, como decían los romanos, “olea primum omnium arborem est“. Para ellos era el “rey de los árboles“, aquel que representaba la inmortalidad y que marcaba los territorios conquistados por el Imperio como símbolo de grandeza. Pero los romanos no fueron los únicos que adoraron este árbol imponente y generoso: todos los pueblos mediterráneos sucumbieron a su magia terrenal, que ha acompañado nuestra Historia desde el principio de los tiempos, y servido de inspiración para infinitas leyendas. Una de estas leyendas cuenta que en la antigua Grecia existió un territorio cuya protección se disputaron Poseidón y Palas Atenea. El dios del Mar estaba convencido de su victoria (ya que hizo emerger del suelo un fogoso caballo), pero su hermana -la diosa de la Sabiduría- tenía un arma infalible en su poder… Atenea ofreció al rey de aquellas tierras un árbol milenario, símbolo de la paz y de cuyo interior se extraería el valioso aceite que serviría para iluminar la noche, proporcionar alimento y aliviar las heridas: el olivo. Atenea obtuvo el triunfo, y en su honor se fundó la ciudad de Atenas. Su origen sagrado le otorgó una importancia capital en la antigua Grecia. Cortar un olivo plantado en terreno público estaba castigado con el destierro, y los vencedores de los Juegos Olímpicos recibían como premio una corona de ramas de olivo (años después, el laurel sustituyó al olivo). En Egipto, los faraones también eran enterrados con coronas de olivo, incluso se han encontrado restos de aceitunas como ofrenda para cruzar al Más-Allá. Es más, según la mitología egipcia fue la mismísima esposa de Osiris (la diosa Isis) la que transmitió el procedimiento de extracción del aceite de oliva… En los libros sagrados, el olivo también desempeña un papel destacado. La Biblia revela que cuando Noé soltó una paloma, ella regresó con un ramo de olivo en el pico, dando a entender que fue la única especie vegetal que sobrevivió al diluvio. Desde aquel momento, los cristianos consideraron este árbol solemne como embajador de paz. A él y a la paloma, por supuesto.

El néctar sagrado del olivo

Seguramente por sus historias y leyendas, y desde luego por su maravilloso néctar, el aceite de oliva virgen extra, podemos encontrar en nuestros días algunos ejemplares de olivos milenarios o centenarios, como el que te mostramos aquí, y que forman parte de nuestro olivar tradicional de montaña situado en la zona más alta de la provincia de Jaén.

Olivos milenarios

No te pierdas: El aceite picual, típico de Jaén (haz click para abrir en otra ventana).

Pero volviendo a la Historia, tanto judíos como cristianos utilizaron el aceite de oliva para ungir a sus muertos. Además, en el Corán hay una referencia directa a su carácter sagrado:

“Dios es la luz de los cielos y la tierra. Su luz es como la de un candil en una hornacina… Se enciende gracias al árbol bendito del olivo, el árbol que no es oriental ni occidental, cuyo aceite alumbra casi sin tocar el fuego: es luz de la Luz”.

Alimento sagrado, combustible, medicina, condimento, cosmético… Miles de años después de que se plantara el primer olivo de la Historia, él y su aceite continúan despertando la misma fascinación en todos los rincones del planeta. Y dando motivos a aquellos mortales que no creen en nada para tener algo que adorar…

“Sencillo e intrincado, con su tesoro a cuestas el olivar cavila. En él no son precisos ni rosas ni claveles: sólo estar, siglo a siglo, serenamente en pie. Cuanto miramos desde arriba es nuestro, porque nos mira y somos suyos…” (Olivares de Mancha Real, Antonio Machado)

Olivos en peligro

Esta fascinación por el olivo que permanece viva en nuestros días, hace que sea un árbol muy codiciado, la mayoría de las veces como un mero objeto decorativo. De hecho, durante los últimos años, miles de olivos que fueron plantados por los antiguos romanos y que deberían forman parte del Patrimonio de la Humanidad, han sido arrancados de su hábitat original y vendidos a grandes empresas, instituciones y particulares como jardines privados o joyas de colección. Sin ir más lejos, en Boadilla del Monte (Madrid) tenemos más de 200 olivos de este tipo plantados en la sede de una importante entidad financiera. Por este motivo, y para evitar que se sigan arrancando los pocos olivos milenarios y centenarios que aún quedan en la zona del Mediterráneo, han surgido iniciativas interesantes como la de apadrinar un olivo, o esta de Change.org, con la que tú también puedes ayudar a acabar con el expolio de los viejos olivos y otros árboles centenarios.

El olivo, la película

Esta es precisamente también la intención de la película El Olivo, basada en una bonita historia escrita por Paul Laverty y dirigida por Icíar Bollaín, y que se desarrolla en el Bajo Maestrazgo de Castellón, una de las zonas con mayor concentración de olivos milenarios que quedan en el mundo. ¡No te la pierdas!


No te pierdas: La ruta de los olivos milenarios (haz click para seguir leyendo).


Puntúa este artículo:
(3 puntuaciones, media: 4,67 de 5)
COPYRIGHT: Este contenido es original y está protegido por derechos de propiedad intelectual. Se puede utilizar como fuente de información enlazando la página. Gracias.

Test del aceite

¡Gracias por tu apoyo!

Comparte tu cultura sobre el aceite de oliva ;-)