El aceite de oliva y los niños, una combinación perfecta

El aceite de oliva y los niños, una combinación perfecta
Preguntas recurrentes para padres primerizos (y no tan primerizos): ¿El aceite de oliva es apto para los niños? ¿Se recomienda incluirlo en su dieta? ¿Cómo conseguir que les guste? Es importante que, desde muy temprana edad, un niño aprenda a comer bien y a desarrollar hábitos de alimentación saludables. Vamos a ver como podemos conseguirlo de forma sencilla y divertida.

El aceite de oliva más saludable para los niños

Los beneficios que aporta el aceite de oliva a la salud y al crecimiento de los reyes de la casa, se empezaron a resaltar hace unos años, al encontrarse varios motivos fundamentales por los que incluirlo en las dietas desde edades muy tempranas. Por ejemplo, la vitamina E y el ácido oleico presentes en el aceite de oliva, contribuyen al crecimiento y a la mineralización de los huesos. Y es que en sus primeros años de vida, los niños necesitan una cantidad de energía bastante elevada. Alrededor del 40% de la energía que consumen, suele encontrarse en la grasa, y el aceite de oliva virgen extra es la grasa más saludable que existe en la naturaleza, ya que en su mayor parte está compuesto de grasa monoinsaturada, y además es rico en polifenoles y antioxidantes naturales. Por ello, es importante que el aceite de oliva sea virgen extra de calidad superior.

Aceite de oliva para niños, ¿cómo tomarlo?

Después de todo lo anterior, la respuesta queda clara, ¿verdad? Es muy recomendable, comenzar cuanto antes a incluir el aceite de oliva en las comidas de los más pequeños. Ahora bien, muchos de nosotros nos encontramos con ciertos problemillas a la hora “de la papilla”, “del potito” o ya “de la comida”. Y es que no todos los niños o bebés comen bien: algunos se distraen, otros quieren jugar con la comida y otros, directamente, no encuentran el momento oportuno para “tener hambre” :-)

Pan con aceite

Por un lado, para empezar a introducir ciertos alimentos y en concreto el aceite de oliva en las dietas de nuestras criaturas, la idea es que empecemos a probar mezclas de sabores que les llamen la atención y que nos ayuden a saber si estamos acertando, o si, por el contrario, nos estamos cayendo con todo el equipo. Por ejemplo, podemos probar a echar un chorrito de aceite en los purés, para ver cómo reaccionan los más pequeños, o en un tomate partido por la mitad, junto con una pizca de sal, para los de mayor edad. Si notamos que nuestro virgen extra preferido puede ser algo fuerte para el gusto de nuestros hijos, podemos probar con un aceite ecológico, por regla general de sabor más suave y agradable para los más pequeños.

Por el otro lado, suele ser necesario “entretenerlos” de alguna manera mientras les estamos dando de comer o bien, esperando a que coman ellos mismos. Complementando estos ratos con los clásicos de toda la vida, desde Marco hasta Heidi, pasando por Oliver & Benji o Lazy Town, donde los niños pueden aprender muchos valores, entre ellos a cocinar con aceite de oliva. Para los que no la conozcan, Lazy Town es una serie infantil que tiene como principal objetivo inculcar hábitos saludables en los más pequeños. La intención principal es incluir el aceite de oliva u otros productos de la dieta mediterránea dentro del argumento de la propia serie, de tal manera, que se propicie su uso sin que ellos mismos se den cuenta, de manera totalmente habitual e imprescindible en sus hábitos alimenticios.

Si te ha gustado, no te pierdas Recuerdos de pan con aceite.


Puntúa este artículo:
(2 puntuaciones, media: 5,00 de 5)
COPYRIGHT: Este contenido es original y está protegido por derechos de propiedad intelectual. Se puede utilizar como fuente de información enlazando la página. Gracias.

Test del aceite

¡Gracias por tu apoyo!

Comparte tu cultura sobre el aceite de oliva ;-)