Jabón casero con aceite de oliva

Jabón casero con aceite de oliva

Seguro que ya sabes que para hacer jabón casero se utiliza el bendito aceite de oliva, pero ¿Te has preguntado alguna vez cómo es posible que el aceite pase de grasa a detergente? ¿Cómo un producto que generalmente ensucia puede utilizarse para lavar? Pues sí, es un milagro más de nuestro aceite de oliva, incluso una vez que lo hemos utilizado para freír: el milagro del jabón natural. Con él, podremos lavar cacharros y limpiar fácilmente esos lamparones de aceite de nuestra ropa después de cocinar, ¡curioso pero cierto! Y en este artículo te vamos a enseñar a elaborar jabón casero tradicional y jabón casero líquido con la ayuda de dos paisanas nuestras: María Antonia y Catalina.

No te pierdas: Cómo quitar manchas de resina de la ropa y otros trucos con aceite de oliva (haz click para abrir en una nueva ventana).

Receta del jabón casero tradicional

Aunque ya no sea algo muy común por la falta de tiempo, y quizás de conocimiento, nuestras abuelas y abuelos, y todavía muchas personas en los pueblos, no tiran ni una sola gota de aceite de oliva usado. Lo guardan en recipientes hasta conseguir cierta cantidad con la que realizar el milagro de convertirlo en jabón, para lavar la ropa a mano, en la lavadora o incluso para su higiene personal. Los ingredientes básicos para hacer nuestro jabón casero son: aceite de oliva, agua y sosa cáustica, producto que se puede comprar en cualquier droguería por muy poco dinero. Si además deseamos añadir color y olor, podemos hacerlo a través de especias o infusiones de plantas, y/o mediante colorantes y esencias naturales. No obstante, si usamos únicamente los ingredientes básicos, el color será entre blanco y beige, y el olor neutro.

Haciendo jabon casero

Haciendo jabón casero

Hoy, dos de nuestras paisanas nos van a enseñar a elaborar jabón casero tal y como lo hacían sus madres y sus tías. María Antonia y Catalina Vico López nos esperan junto a la lumbre donde el jabón se está cocinando dentro de una caldera. Para ello, han utilizado 5 litros de aceite usado, 5 litros de agua y un kilo de sosa cáustica. Nos explican que el día de antes lo empastaron, es decir mezclaron todos los ingredientes y los dejaron reposar dentro de la caldera durante al menos 24 horas. El siguiente paso es ponerlo en la lumbre; si no tenemos, podemos calentarlo en un recipiente apto en la vitrocerámica o en el gas. Una vez que empiece a hervir, se mueve, siempre en la misma dirección porque sino se podría cortar, según nos cuentan estas paisanas amantes de las costumbres populares. Debe mantenerse hirviendo alrededor de 30 minutos, y para comprobar que está listo, se puede introducir un palo y ver que sale limpioSe retira del fuego y se coloca junto a otro recipiente, a poder ser largo y con poco fondo, en el que poco a poco se irá echando la pasta con ayuda de un cazo o algo similar.

Jabon casero natural

Al final del proceso, que como ves no es tan complicado, quedará un líquido oscuro que tendréis que desechar. Debes dejar reposar el jabón un día, cambiando su color de amarillento a casi blanco, y entonces, ya totalmente solidificado, lo puedes cortar en trozos con un cuchillo, o incluso en formas empleando algún molde que os guste. Ellas lo hacen con una artilugio casero elaborado para tal fin con tres trozos pequeños de madera y un alambre.

Jabon casero

Jabón casero líquido

Catalina y María Antonia elaboran también un jabón casero líquido, por ejemplo para utilizar en la lavadora. Para ello, emplean un litro y medio de aceite, un litro y medio de agua caliente, un litro y medio de suavizante, un bote de detergente y 250 gramos de sosa cáustica. Se mezclan los ingredientes, se mueve siempre en la misma dirección y se le va echando un litro de agua caliente durante 7 días seguidos.

Hay otras fórmulas para elaborar jabón casero, como hacerlo en frío con aceite, sosa cáustica y percarbonato; únicamente con glicerina; o mezclando jabón, suavizante, sosa cáustica y agua, resultando un jabón aún más líquido. Próximamente te iremos contando nuevas recetas, pero mientras tanto ya sabes, no tires el aceite de oliva usado, que como has visto, se puede reciclar para hacer un maravilloso jabón casero, además de ahorrar y ayudar a cuidar nuestro medio ambiente.

Jabon casero de aceite de oliva


Puntúa este artículo:
(8 puntuaciones, media: 4,75 de 5)
COPYRIGHT: Este contenido es original y está protegido por derechos de propiedad intelectual. Se puede utilizar como fuente de información enlazando la página. Gracias.

Test del aceite

¡Gracias por tu apoyo!

Comparte tu cultura sobre el aceite de oliva ;-)