Aceite de oliva para cocinar

Aceite de oliva para cocinar

Como ya te contábamos en el último artículo sobre cómo emplear el aceite de oliva para freír, la mayoría de los restaurantes españoles utiliza aceite de semillas o aceite de orujo en lugar de un buen aceite de oliva para cocinar, atendiendo a un criterio económico. Como explicábamos, los aceites refinados son más baratos, penetran más en los alimentos, les transfieren más grasas y se queman a temperaturas más bajas, lo que produce elementos tóxicos para nuestra salud como las grasas trans. He aquí la razón de muchas de las indigestiones que seguro que has sufrido en más de una ocasión después de comer en un bar o restaurante. Pues aquí tienes algunos consejos y recomendaciones prácticas de un cocinero profesional, para utilizar correctamente el aceite de oliva en la cocina diaria.

Mejor aceite para cocinar

Cocineros como Alberto Moya del conocido restaurante el Bogavante del Almirante (Madrid), han hecho la comparativa entre cocinar con aceite de oliva y hacerlo con aceite de semillas, llevando a cabo su propio experimento.

Recomendaciones para cocinar con aceite de oliva

A continuación te resumimos algunos de los consejos profesionales que nos da Alberto Moya y todas las claves para cocinar con aceite de oliva:

  • Del campo a la mesa. Cuando las aceitunas están listas, el agricultor las recoge y de ellas extrae el zumo que es lo que posteriormente utilizamos como aceite de oliva. Ni colorantes ni conservantes ni aditivos. Es un producto sano al 100% que se emplea en ensaladas, salsas o platos más elaborados.
  • Libera menos grasas en los alimentos. La base de una alimentación sana pasa por consumir alimentos que no contengan excesivas grasas saturadas. Y si se utiliza el aceite de oliva de la forma correcta, conseguiremos ese objetivo, ya que se trata principalmente de una grasa monoinsaturada. Después de freír con aceite de oliva y hacerlo con aceite de semillas, se ha demostrado que el primero es más estable que el segundo durante 180ºC de fritura y libera hasta un 20% menos grasas en los alimentos.
  • Las mil y una caras del aceite. Para cocinar, servir en crudo, confitar… Seguro que has ido alguna vez al ‘super’ y no has sabido qué aceite llevarte a casa. Existen muchos tipos de aceite y tiene un objetivo concreto. Por ejemplo, el aceite de oliva virgen extra ha de ser un producto que se use de la forma más natural posible, es ideal para ensaladas o servir en crudo, marinar o confitar, y si lo que tienes es que freír alimentos, incluso puedes hacerlo con aceite de oliva “a secas”, aunque conviene que sepas que este tipo de aceite se obtiene a partir de aceite de oliva refinado, a partir de un proceso industrial (ya no es un zumo).
  • Reutilizarlo menos de 5 veces. El aceite de oliva es un producto que va perdiendo cualidades a medida que se reutiliza. Si eres de los que aman las frituras puedes reutilizar el aceite, pero procura hacerlo menos de 5 veces y que éste no supere los 180ºC de temperatura. La alimentación sana ha de ir siempre por delante, no lo olvides.
  • Conservar en recipiente opaco. Y para conservar mejor este producto tan especial de la gastronomía española, lo más recomendable es guardarlo siempre en un recipiente opaco, en un lugar fresco y seco y mantenerlo alejado del aire, que podría oxidarlo.

Ya sabes, ahora lo que toca es ponerse manos a la obra y crear unos platos espectaculares, por supuesto con un aceite de oliva virgen extra.

Por favor, no te pierdas: Aceite de oliva para freír.

Aceite de oliva para freir


Puntúa este artículo:
(1 puntuaciones, media: 5,00 de 5)
COPYRIGHT: Este contenido es original y está protegido por derechos de propiedad intelectual. Se puede utilizar como fuente de información enlazando la página. Gracias.

Test del aceite

¡Gracias por tu apoyo!

Comparte tu cultura sobre el aceite de oliva ;-)