Remedios caseros para quemaduras

Remedios caseros para quemaduras

Hoy vamos a hablar de algunos remedios caseros con aceite de oliva para aliviar las quemaduras leves provocadas por un accidente doméstico o las famosas quemaduras solares. Y es que cuando hace buen tiempo es inevitable exponerse (demasiado) al sol y, en consecuencia, quemarse más de lo debido. ¡Uy! pero qué molesto es eso de quemarse, ¿no? La piel se enrojece, duele (y mucho), pueden llegar a salir ampollas o nos podemos despellejar. Es un mal trago que seguro que, al menos, sufrirás una vez en la vida. A todos nos pasa. Si tienes a mano una botellita de Aceite de Oliva Virgen Extra, creemos que te podemos ayudar a ponerle remedio. Después de todo…¡es el aceite que todo lo cura!

Los remedios caseros para las quemaduras

Los remedios caseros más habituales para tratar las quemaduras son el vinagre o la leche, sin embargo, hay un producto mucho mejor, el aceite de oliva virgen extra, ¿por qué? Principalmente, por su alto contenido en ácidos oleico, linoleico, polifenoles y vitamina E, que como ya sabes, son poderosos antioxidantes naturales y proporcionan grandes beneficios para la piel. Hay que recordar que el aceite tiene poderes nutritivos e hidratantes y que mezclado con otros productos como el huevo o la manzanilla, por ejemplo, sus propiedades curativas y calmantes se acentúan. De ahí que sea un remedio especialmente calmante y regenerador para la piel quemada.

Tras una quemadura el cuerpo escuece y tenemos la sensación de haber acumulado una ingente cantidad de calor que no acaba de desprenderse debido a que al quemarnos la piel, lo que estamos haciendo es absorber todo ese calor. De ahí que lo primero que haya que hacer será desprendernos de éste y el aceite de oliva se convertirá en un gran aliado en esta tarea por sus propiedades calmantes y relajantes para la piel.

Remedios caseros para quemaduras

Remedio casero con aceite de oliva virgen extra

Prepara una mezcla compuesta por huevo batido, aceite de oliva virgen extra y un poquito de miel y aplícatela sobre la piel. Esto es ideal para las quemaduras graves y si lo usas en una quemadura leve el efecto que conseguirás es que ésta desaparezca cuanto antes.

Para aliviar la zona afectada también puedes utilizar una mezcla de infusión de manzanilla y un chorrito de aceite. Aplícalo un mínimo de tres veces al día y verás qué rápido te calma el dolor y se acelera el proceso de mejoría de la zona afectada.

Cuando la zona ya se haya recuperado por completo de la quemadura, no estaría mal que te aplicaras un poco de aceite de oliva para conseguir regenerar los tejidos e hidratar mejor la piel. Mano de santo… Ya sabes, utiliza AOVE para las quemaduras, ¡es el producto que todo lo cura!

Por favor, no te pierdas El cuidado de la piel con aceite de oliva.

Remedios caseros para quemaduras del sol

Imágenes bajo licencia Creative Commons.


Puntúa este artículo:
(2 puntuaciones, media: 5,00 de 5)
COPYRIGHT: Contenido original protegido por derechos de propiedad intelectual. Se permite su uso como fuente de información enlazando esta página. Gracias.

Test del aceite

¡Gracias por tu apoyo!

Comparte tu cultura sobre el aceite de oliva ;-)