El aceite de oliva y el colesterol

El aceite de oliva y el colesterol
¿Sabíais que existe un colesterol “bueno”?… Por regla general, tendemos a identificar el colesterol como aquello que nos obstruye las arterias y contribuye a un deterioro de nuestro organismo, de forma muy perjudicial. Todos conocemos casos en los que el colesterol ha sido capaz de causar bloqueos tales que han derivado en ataques al corazón o al cerebro.Sin embargo, existe otra variante del colesterol. Es el llamado “colesterol bueno” o HDL. Este colesterol ayuda a eliminar la grasa y el colesterol “malo” (LDL) que pueda acumularse, contribuyendo a reconducirlo al hígado para que nuestro organismo lo elimine. Por tanto, el riesgo de obstrucción de las arterias se reduce, así como el índice de bloqueo y de posibles ataques.
Entre otras de sus muchas propiedades, el aceite de oliva ayuda a la absorción de colesterol malo, gracias a contener B-sitosterrol y otras grasas insaturadas, indispensales para nuestro organismo y reductoras de los componentes dañinos.  Si reemplazamos otro tipo de grasas por aceite de oliva en estado crudo, que es como mejor mantiene sus propiedades, conseguiremos un efecto reductor del posible colesterol malo y estaremos mucho más prevenidos ante cualquier tipo de agente que pueda causar un bloqueo en nuestras arterias.

Como en todo, siempre hay un bueno y un malo, ¿no? ;-)

Publicado por @schinarro para DirectodelOlivar el 30 de enero de 2012